La esclavitud infantil todavía está por erradicar

La esclavitud infantil todavía está por erradicar

El día 16 de abril se conmemora el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil, un hecho que afortunadamente nos queda bastante lejos en el mundo occidental. Pero, no por ser algo lejano, deja de ser sumamente importante la eliminación de todo tipo de trabajo infantil y, por tanto, las empresas, los gobiernos y la sociedad debemos esforzarnos para que dicha erradicación suceda.

Foto de Albert Vilariño

Albert Vilariño @albertvilarino15 abril 20214

Tres son los convenios que rigen el tema del trabajo infantil: el Convenio nº 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la edad mínima de admisión al empleo y la Recomendación nº 146 (1973), el Convenio nº 182 de la OIT sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación y la Recomendación nº 190 (1999), y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Según la OIT, se entiende por trabajo infantil aquel que priva a los niños (cualquier persona menor de 18 años) de su infancia, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y/o mental.

Ese trabajo, además de ser en ocasiones peligroso e inadecuado, interfiere con su escolarización privándoles de la oportunidad de asistir a la escuela, obligándoles a abandonarla antes de tiempo o a intentar combinar la asistencia a la escuela con un trabajo excesivamente largo y pesado.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Acepto el Aviso legal y la Política de privacidad.

En sus formas más extremas, el trabajo infantil implica que los niños sean esclavizados, separados de sus familias, expuestos a graves peligros y enfermedades y/o abandonados a su suerte en las calles de las grandes ciudades, muchas veces a una edad muy temprana.

Que determinadas formas de ‘trabajo’ puedan denominarse “trabajo infantil” depende de la edad del niño, del tipo y las horas de trabajo realizadas, de las condiciones en que se lleva a cabo y del país donde viva el niño, ya que existen diversos criterios al respecto e incluso dentro de sectores y en un mismo país.

En los casos más extremos, los niños se convierten en trabajadores esclavizados, contratados en los sectores agrícola, minero y manufacturero, o en el servicio doméstico, y posteriormente son empujados a no tener hogar y a vivir en la calle. Otros son víctimas de la trata y esclavizados en la prostitución, o son obligados a participar en combates armados como niños soldados.

El estado del trabajo infantil en la actualidad

Este año 2021 ha sido declarado por la Asamblea de las Naciones Unidas como el Año Internacional para la erradicación del Trabajo Infantil. Para ello, se invita a los Estados Miembros a “adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.

Una rápida visita a la web de Unicef nos ayuda a dibujar un perfil básico de la situación actual del trabajo infantil en el mundo.

Según esta organización, en todo el planeta uno de cada seis niños se ve obligado a trabajar, y los menores de 18 años representan entre el 40% y el 50% de los trabajadores.

Según Unicef, en todo el planeta uno de cada seis niños se ve obligado a trabajar, y los menores de 18 años representan entre el 40% y el 50% de los trabajadores.

Los niños que viven en zonas más rurales pueden empezar a trabajar desde los cinco años, calculándose que dos tercios de todo el trabajo infantil se realiza en el sector agrícola.

El África subsahariana es la región que tiene la mayor proporción de niños considerados como trabajadores infantiles (29% de los niños de 5 a 17 años). Una cifra muy superior a la de Oriente Medio y el Norte de África, donde el 5% de los niños de este grupo de edad realizan trabajos potencialmente perjudiciales.

Solo uno de cada cinco niños trabajadores recibe una remuneración por su trabajo, ya que la mayoría de los niños trabajadores son trabajadores familiares no remunerados.

En todas las regiones, los niños y las niñas tienen la misma probabilidad de participar en el trabajo infantil. Sin embargo, a menudo se observan disparidades de género en los tipos de actividades realizadas, siendo las niñas mucho más propensas a participar en servicios domésticos no remunerados.

Afortunadamente, en los últimos años se ha logrado una evolución sustancial, en buena parte debida a la intensidad de las campañas de promoción y a la movilización nacional respaldada por medidas legislativas y prácticas, lográndose entre 2000 y 2016, una reducción mundial del trabajo infantil en el mundo del 38%.

La covid-19 ha agravado el trabajo infantil en el mundo

Aunque se han hecho grandes avances en la lucha contra el trabajo infantil, en los últimos años los progresos se han ralentizado y han sido desiguales entre regiones, grupos de edad y sectores.

Además, la pandemia del coronavirus amenaza con empujar a más niños al trabajo infantil, ya que es probable que se agraven sus causas profundas como la pobreza, el acceso limitado a oportunidades de trabajo decente para las personas en edad legal de trabajar, la marginación social, la discriminación, la falta de educación universal de calidad, la prevalencia de la economía informal y la debilidad del diálogo social.

En esta complicada situación, Unicef ha instado a la comunidad mundial a coordinarse con el objetivo de impedir que la crisis sanitaria se convierta en una crisis de los derechos del niño, actuando concretamente en ámbitos como el mantenimiento de la alimentación y la salud de los niños, el aseguramiento de los servicios de agua, saneamiento e higiene a los niños vulnerables, la continuación en el aprendizaje de los niños, la ayuda a sus familias para que cubran sus necesidades básicas, o la protección de los niños frente a la violencia, la explotación y el abuso.

Los derechos de los niños y su protección frente a la explotación están íntimamente relacionados con otros principios y derechos laborales fundamentales que deben ser asegurados también en tiempos como el que estamos viviendo.

Entre esos derechos se encuentran la libertad de asociación y de negociación colectiva, la no discriminación en el empleo y la ocupación, y la ausencia de trabajo forzoso. Los esfuerzos para eliminar todas las formas de trabajo infantil y alcanzar otros derechos laborales fundamentales deben ir de la mano.

Los esfuerzos para eliminar todas las formas de trabajo infantil y alcanzar otros derechos laborales fundamentales deben ir de la mano.

El papel de los ODS en la mejora de la situación

Aún con todo lo comentado con anterioridad, parte de la reducción paulatina del trabajo infantil en los últimos años es atribuible al trabajo realizado en pos de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El ODS con metas más vinculadas con el trabajo infantil es el nº 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico. Concretamente, la meta 8.7 persigue adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas.

En el último informe de progreso de los ODS referente a 2020, se hacía hincapié, de nuevo, en que la actual crisis plantea una grave amenaza para la seguridad y la salud ocupacional de los trabajadores, y puede aumentar el riesgo al trabajo infantil. Mientras, se subrayaba la necesidad de normativas urgentes para apoyar a las empresas, impulsar la demanda de mano de obra y preservar los puestos de trabajo existentes, especialmente para los más vulnerables, para así lograr el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.

De manera menos directa, el trabajo infantil también se relaciona con la meta 16.2 de los ODS que persigue poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños.

En este último ámbito, el informe de evolución de los ODS señala que los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan siendo amenazas lograr esas metas.

Es de resaltar que uno de cada cuatro niños sigue privado de identidad legal por la falta de registros de nacimiento, lo que muchas veces limita su capacidad de ejercer sus derechos en otras áreas, y que todavía se desconocen en gran medida las repercusiones de la covid-19 en el riesgo de exposición de los niños a la violencia y
la explotación debido al confinamiento y las clausuras de escuelas vinculadas, que han afectado a la mayoría de los niños en todo el mundo.

Por tanto, queda claro que todavía queda mucho trabajo por hacer para erradicar la esclavitud y el abuso infantil en nuestro planeta. No podemos ni debemos mirar para otro lado cuando es la seguridad y el bienestar de las nuevas generaciones lo que está en juego, sino que debemos trabajar para que el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil deje de ser una fecha en el calendario que nos recuerde cada año que todavía ese problema está por solucionar.4

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes? Depende de ti

Querido lector, la misión de la Fundación Compromiso y Transparencia es el progreso de la sociedad a través de la mejora de las instituciones en las áreas de gobierno, transparencia y compromiso social y para ello, entre otras acciones, elaboramos esta revista.

A diferencia de muchos otros medios de comunicación, tomamos la decisión de mantener todos nuestros artículos e informes de investigación independientes y gratuitos y disponibles para todos. Creemos que cada uno de nosotros, en todo el mundo, tiene derecho al acceso a información veraz y útil. En un momento en el que la información se asemeja más a la propaganda y las ‘fake news’ se cuelan en los medios de comunicación, el apoyo de nuestros lectores es esencial para salvaguardar la independencia y calidad editorial de Compromiso Empresarial.

Si puedes, apóyanos y hazte socio.

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores

El trabajo infantil impide que niñas, niños y adolescentes gocen plenamente de sus derechos humanos y oportunidades de desarrollo.

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores

by Eric Ordóñez14 abril, 2021, 7:18 pm35.2kViews

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores WhatsApp Image 2021 04 14 at 7.14.47 PMShare

Carolina Castillo

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- De acuerdo a un estudio realizado por la maestra en Desarrollo Local, Sarahi Algarín Ruíz y por la Organización Melel Xojobal A.C., entre el 2000 y 2010 ha habido en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas un incremento de niños trabajadores de un 400%, pues pasó de 624 en el año 2000 a 2,481 en 2010; registrando a niñas y niños desde los 4 años realizando actividades laborales, siendo el rango de edad mayormente observado de 10 a 17 años.

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores WhatsApp Image 2021 04 14 at 10.38.33 AM

Share

Algarín Ruíz, señaló que si bien pareciera que todos ellos se encuentran en el centro histórico, por la gran cantidad de niños que se acercan siempre vendiendo algo u ofreciendo bolear los zapatos, no todos están en las calles. Según el Conteo de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores y Acompañantes de 2014, realizado por la asociación civil Melel Xojobal, el mayor número de niños trabajando fuera del hogar se encuentran en los mercados de la periferia norte de la ciudad, zonas que no son precisamente turísticas.

Según datos del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, el trabajo infantil impide que niñas, niños y adolescentes gocen plenamente de sus derechos humanos y oportunidades de desarrollo; en el país, tan solo en 2017, se registraron 3.2 millones de niñas, niños y adolescentes que realizaron trabajo, de los cuales el 62.7% hombres y el 37.3% mujeres.

De estos más de tres millones de infantes trabajadores, 1.33 millones lo hicieron en ocupaciones peligrosas e insalubres. Cuatro de cada diez niñas, niños o adolescentes en ocupaciones no permitidas, no recibe ingresos por su trabajo y 3 de cada 10 sólo percibe como máximo hasta un salario mínimo.

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores WhatsApp Image 2021 04 14 at 10.38.33 AM 1

Este mismo Sistema declaró que en las formas más extremas de trabajo infantil, estos infantes pueden estar separados de sus familias, expuestos a enfermedades o bien, encontrarse en una situación de abandono en la calle. Por lo que consideran que es obligación de las autoridades prevenir, atender y sancionar los casos en que se vean afectados por el trabajo antes de la edad mínima que es de 15 años, o que perjudique su salud, educación e impida su desarrollo físico, mental o emocional.

En la república mexicana se tienen identificados a 3.3 millones de niños que trabajan; es decir, una tasa de 11.5%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al presentar en colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los resultados de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019.

Incrementa hasta un 400% los casos de niñas y niños trabajadores WhatsApp Image 2021 04 14 at 7.14.47 PM

Share

Mujeres: furia y gozo en el Olimpo

Mujeres: furia y gozo en el Olimpo (+ Fotos)


Por Yelena Rodríguez Velázquez (*)

La Habana, 8 mar (Prensa Latina) Cuando la tricampeona olímpica cubana Mireya Luis ganaba medallas, Hajar Abulfazl se escondía para jugar fútbol en Afganistán porque practicarlo era considerado una conducta que violentaba los principios de la sharía (ley islámica) y el Corán (sagrado libro del Islam).
Esta joven, otrora capitana de la selección nacional femenina durante casi una década, nunca comprendió la lógica de los discípulos de interpretaciones patriarcales que violentaban los derechos humanos más elementales.

Kiran Khan, nadadora de Pakistán en las Olimpiadas de Beijing (2008) y una de las primeras en representar a su país en aguas extranjeras, debió asumir un aspecto varonil durante su adolescencia para entrenar en un club local, sencillamente porque la legislación prohibía allí el acceso a las chicas.

A unos mil 500 kilómetros, la gimnasta iraní Nasim Hasampur tuvo que cambiar su pasión, el tiro deportivo, porque le fue prohibido llevar mallas en las competencias, mientras la futbolista afgana Khalida Popal debió soportar que le arrojaran basura y nombraran prostituta, por su amor al balompié.

Hassiba Boulmerka, ganadora de los mil 500 metros en la especialidad de atletismo en Barcelona (1992) y campeona mundial en Tokio (1991) y Gotemburgo (1995), no corrió con mejor suerte. La argelina sufrió amenazas de muerte de grupos fundamentalistas por correr en pantalón corto y no llevar hiyab (velo musulmán).

Estos relatos no conforman el guion para una película de ficción, aunque bien podrían serlo. Se trata del más soberbio y crudo escenario. Las mujeres enfrentan la discriminación en su senda a la gloria deportiva frente al designio acérrimo del machismo, que no fluctúa para sonar el silbato y cantarle su fuera de juego.

PROTAGONISMO EN CANCHA

Voluntad, arrojo y exigencias propias llevaron a la cubana Mireya Luis a la cumbre del voleibol mundial y, como premonición del destino, el número tres de su camiseta marcó los títulos olímpicos en su palmarés.

Luis, con solo 10 años y ningún prototipo para ese deporte, señaló a la maestra Cándida Rosa Jiménez con inocencia infantil: ‘profe yo toco el techo’. Y entonces acarició la cubierta con las dos manos, con las mismas que ejecutaría luego sus remates poderosísimos de más de tres metros.

Con la frescura de una tarde invernal, sin impulso ni sobresalto alguno, accedió al diálogo con Escáner, recordando la ocasión en que logró colgarse al aro de básquet de 3.05 metros aún con 12 primaveras y, tiempo después, dar un toque de 3.40 metros de altura (uno de las mejores marcas en su carrera).

Semejantes aptitudes en una mujer siempre llevan a las comparaciones. En su caso, por su saltabilidad, la han medido frente al astro del atletismo mundial, El Hijo del Viento: Carl Lewis; ante Su Majestad, del baloncesto, Michael Jordan y con el Príncipe de las alturas, su connacional Javier Sotomayor.

Nunca sufrió ninguna agresión u ofensa por ser mujer deportista, aunque sí sabe de compañeras víctimas de la discriminación de género, tan solo por el tamaño de su bíceps.

La estrella del voly mundial bien supo liderar a un plantel de lujo desde los años ochenta del pasado siglo. Sin embargo, Alejandrina (su primer nombre) sabe también del dulce sacrificio de pertenecer al llamado sexo débil, en una profesión de exquisito entrenamiento físico para lo cual se requiere tiempo y trabajo constantes.

La mujer forma parte de un espectáculo. Creo que la demanda más importante que tenemos es la superación. Una mujer que se supera demostrará su importancia y valor, aseveró la actual líder de la Comisión de Atletas de Norte, Centroamérica y el Caribe.

El alegato viene de boca de alguien que afrontó la maternidad en plena carrera deportiva, pues luego del advenimiento de su hija, con solo nueve días de haber dado a luz, se preparó para el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino en Praga, 1986, donde regaló a Cuba una medalla de plata.

Al tiempo, junto al grupo de mujeres estrellas y guiadas por el mejor entrenador del siglo XX, Eugenio George, se hizo de oro en las Copas del Mundo en 1989, 1991 y 1995, y asaltó el Olimpo de Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sídney 2000 con remates imperiosos que, tanto en la cancha como en la vida, ponen fin a jugadas ofensivas.

LA CARA OLÍMPICA

Desde la propia misión del Comité Olímpico Internacional (COI) queda registrado el propósito de ‘estimular y apoyar la promoción de las mujeres en el deporte, a todos los niveles y en todas las estructuras, con objeto de llevar a la práctica el principio de igualdad entre el hombre y la mujer’.

En un andar cronológico desde Atenas (1896), cuando retomaron la fiesta helénica con evidentes sustentos de esquemas discriminatorios, es visible el protagonismo ganado por las mujeres. Su gloriosa travesía olímpica inició en París (1900) con el oro de la tenista inglesa Charlotte Cooper.

El nuevo milenio llevó los Juegos Olímpicos a Sídney (2000) y, según las estadísticas reveladas por el COI, contó con la participación de 10 mil 651 atletas, de los cuales cuatro mil 69 eran mujeres y seis mil 582 hombres (38,2 por ciento de representación femenina).

Cuatro años después, en Atenas (2004) la asistencia de 10 mil 568 atletas, dejó un saldo de cuatro mil 306 mujeres y seis mil 62 hombres (40,7 por ciento de representación femenina).

No fue hasta Londres (2012) que por primera vez todos los estados inscribieron a competidoras en sus delegaciones, incluso países como Arabia Sauidita, Qatar y Brunei. En este certamen, la diferencia se vio marcada en el boxeo femenino que abrió tres de los 10 pesos con 250 caballeros y solo 36 damas.

Tokio 2020 se planta, a todas luces, como un encuentro que romperá con esa horma. El presidente del COI, Thomas Bach, aseguró cambios en la ceremonia inaugural y en el tradicional desfile de países participantes donde, en lugar de un sólo abanderado o abanderada, podrá haber una pareja de cada sexo.

Por primera vez tendremos al menos una atleta y un atleta en cada uno de los 206 equipos, y en el equipo de refugiados, señaló Bach.

El titular pretende dejar un hito en la historia olímpica y aseguró la paridad absoluta de hombres y mujeres en cuanto a números de competidores y disciplinas en los Juegos de París (2024), donde debutarán además el breakdance, el skateboard, la escalada y el surf.

DIOSAS DEL DEPORTE EN EL NUEVO MILENIO

Heroínas del deporte en el nuevo milenio, las féminas derrumbaron estigmas, no tuvieron en cuenta doctrinas políticas y religiosas y, muchas veces, aparentaron ser hombres para acceder al Olimpo.

Cual sucesoras de la sacerdotisa Deméter, diosa del mundo helénico, pero no ya sentadas para obedecer y contemplar, han demostrado su virtud con un protagonismo egregio en un terreno altamente dominado por el sexo masculino que aún arguye estereotipos y prejuicios.

En el brío de Mireya, Kiran Khan, Hajar Abulfazl y otras muchas de igual estirpe, el deporte femenino ha lucido de oro, demostrando que aún con vestido ajustado, de corte bustier, talle bajo, estilo trapecio, pantalones ceñidos o burkini, ellas pueden ganar medallas y protagonismo.

ft/jdg/yrv

*Periodista de la redacción Cultura de Prensa Latina.

Una de cada tres mujeres en el mundo sufre violencia física o sexual desde que es muy joven

Una de cada tres mujeres en el mundo sufre violencia física o sexual desde que es muy joven

© UNICEF/Vinay PanjwaniMujeres jóvenes se pronuncian contra la violencia de género en la India.    9 Marzo 2021Mujer

La violencia de género es un lastre generalizado que las mujeres empiezan a sufrir a edades muy tempranas y que se ha agudizado con los confinamientos debidos a la pandemia, revela la agencia mundial de salud y detalla que casi 736 millones la padecen a manos de una pareja o de otras personas. Los datos revelan que el problema no ha disminuido durante la última década y se sabe que se ha agravado durante la pandemia de COVID-19, señala la agencia de la ONU para la salud.

Un tercio de las mujeres del planeta es víctima de violencia física o sexual, generalmente desde que es muy joven, informaron este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ONU Mujeres.

Según esas agencias de las Naciones Unidas, 736 millones de mujeres han sufrido ese flagelo a manos de una pareja o por otras personas y una de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 24 años que ha tenido alguna relación íntima lo habrá padecido al llegar a los 25.

Lo más alarmante es que el fenómeno no ha retrocedido en los últimos diez años y, peor aún, que se ha exacerbado durante los confinamientos ordenados por la pandemia de COVID-19.

No hay vacuna para eso

En una conferencia de prensa conjunta de la OMS y ONU Mujeres, el director general del organismo de saludTedros Adhanom Ghebreyesus, recordó que la violencia contra la mujer está presente en todas las culturas y subrayó su aumento durante la emergencia del coronavirus.

Sin embargo, no disponemos de vacunas para ponerle freno, sólo podemos hacerle frente si los gobiernos, las comunidades y las personas adoptan medidas y las integran plenamente con el fin de cambiar actitudes perjudiciales, mejorar el acceso a las oportunidades y los servicios para las mujeres y las niñas y fomentar las relaciones saludables y de respeto mutuo”, dijo.

Aunque los datos sobre los actos de violencia de género son parciales porque muchas víctimas no la denuncian por temor a la estigmatización, las informaciones disponibles muestran que los ataques físicos o sexuales perpetrados por una pareja son el tipo de violencia más frecuente contra las mujeres, dando como resultado registrado 641 millones de afectadas.

A estas embestidas se suman las agresiones sexuales de personas que no son el cónyuge o un compañero íntimo que reportan el 6% de las mujeres.

Estos números se desprenden del documento “Estimaciones mundiales, regionales y nacionales de la prevalencia de la violencia de pareja contra la mujer y estimaciones mundiales y regionales de la prevalencia de la violencia sexual fuera de la pareja contra la mujer”, elmayor estudio hecho hasta ahora sobre el tema, y comprenden el periodo de 2000 a 2018, es decir, no incluyen el impacto de la pandemia, que además ha interrumpido servicios de apoyo a las víctimas.© UNICEF/Jimmy AdrikoEstudiantes en Uganda hablan sobre la violencia contra las mujers con una maestra.

Aumentan las denuncias durante la pandemia

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, también participante en la conferencia de prensa, calificó el nivel de violencia contra las mujeres como “muy preocupante” y destacó la juventud de la mayoría de quienes la sufren, sonando la alarma del efecto de la crisis del COVID-19.

“[En el informe] Estamos hablando de la situación previa a la imposición de medidas para hacer frente a la pandemia, como el confinamiento en los hogares. Sabemos que el COVID-19 ha dado lugar a una pandemia oculta de todos los tipos de violencia contra las mujeres y las niñas, como muestra el incremento de los casos notificados”, apuntó Phumzile Mlambo-Ngcuka.

La funcionaria llamó a todos los gobiernos a hacer frente a esta problema “de forma decidida”, aumentando la protección a las mujeres y fomentando su empoderamiento.

Mayor incidencia en los países pobres

Las mujeres de los países de renta baja y baja media padecen la violencia de género de manera desproporcionada.

La OMS estima que el 37% de las mujeres de los países más pobres han sido objeto de violencia física o sexual por parte de una pareja en algún momento de su vida, y en algunos de estos países la incidencia alcanza a una de cada dos mujeres.  

De acuerdo con el estudio, Oceanía, Asia meridional y África subsahariana son las regiones con mayor prevalencia de este lastre entre las mujeres de 15 a 49 años, con índices entre 33% y 51%.

Europa, Asia central y el sureste asiático registran las tasas más bajas con indicadores que van de 16% a 21%.

América Latina y el Caribe registra un 25%.

El grupo etario con mayores tasas de violencia reciente comprende a las jóvenes entre 15 y 24 años. https://www.youtube.com/embed/NAlY-1KI6ts

Daños físicos y mentales

La violencia afecta la salud y el bienestar de la mujeres durante mucho tiempo después de ocurrida, a veces toda la vida.

Los daños incluyen lesiones físicas, depresión, ansiedad, embarazos no deseados y enfermedades sexuales transmisibles, entre otros.

El efecto pernicioso se extiende más allá de las víctimas y afecta a la sociedad en su conjunto, con costos enormes en los presupuestos y desarrollo de los países.

Para evitar la violencia de género, la OMS y ONU Mujeres consideran urgente combatir las desigualdades económicas y sociales sistémicas, ampliar el acceso a la educación e impulsar la creación de empleos seguros y decentes.

Asimismo, se requiere cambiar las normativas e instituciones que discriminan por motivos de género y garantizar los servicios para las víctimas de esa violencia.

La OMS también pide poner fin a las normas sociales que perpetúan las desigualdades, reformar las leyes discriminatorias y potenciar los mecanismos jurídicos pertinentes.

Recomendaciones

Además de las provisiones anteriores, la OMS y ONU Mujeres listaron varias medidas para que los países hagan frente a todas las formas de violencia contra la mujer:

  • políticas sólidas que transformen las relaciones de género y abarquen desde el cuidado de los niños hasta la igualdad salarial
  • leyes a favor de la igualdad de género
  • fortalecimiento del sistema sanitario para garantizar que las víctimas tengan acceso a asistencia básica y otros servicios cuando sea necesario
  • intervenciones en las escuelas y los centros de enseñanza que cuestionen las actitudes y creencias discriminatorias, incluida la educación sexual integral
  • inversiones específicas en estrategias de prevención sostenibles y eficaces
  • mayor recopilación de datos e inversiones para realizar encuestas de calidad y obtener mejores mediciones de las diferentes formas de violencia que sufren las mujeres, entre ellas las más marginadas.

https://news.un.org/es/story/2021/03/1489292

Comentario: No estoy en contra de las reivindicaciones de las feministas, en su mayoria estoy a favor. Pero me parece prioritario hacer algo por las 736.000.000 mujeres que sufren hoy violencia de genero.

Misoginia, ginofobia, ginocidio, feminicidio: El genocidio de niñas y mujeres por razón de sexo

Misoginia, ginofobia, ginocidio, feminicidio: El genocidio de niñas y mujeres por razón de sexo

ASESINADAS POR RAZÓN DE SEXO

Teresa Domínguez


Los términos ‘ginocidio’, ‘feminicidio’ y ‘femicidio’ se utilizan para describir el asesinato de mujeres de cualquier edad. El feminicidio tiene una relación directa con la misoginia y la ginofobia. Las razones detrás de esta costumbre patriarcal y femicida son casi siempre culturales, mas que religiosas. Las causas principales son el sexismo, el sesgo anti-femenino, los prejuicios contra las niñas y las mujeres, que son percibidas como seres sumisos, seres inferiores, cuya función principal son los cuidados y la procreación, mientras que los hombres, son lo que deben ocupar los papeles relevantes de la sociedad, los que procuran el sustento.

Es el círculo vicioso social y cultural, porque ellos son los que tienen el poder, los que determinan los roles de género, los que tienen acceso a los trabajos, los que generan ingresos, o los ingresos mas altos, los que toman las decisiones, los que ocupan cargos y los que hacen las leyes.

No hace mucho asistí al webinario, en el seno del Parlamento Europeo «Femicide Rising Globally: the urge for effective legislation» (Femicidio en aumento a nivel mundial: la necesidad de una legislación eficaz) en el que se discutía sobre el aumento de los feminicidios a lo largo y ancho de nuestro mundo. Una denuncia internacional en la que se dejaba patente la necesidad e importancia de una legislación con medidas eficaces y la comprensión del rol de los estados en la prevención de las distintas violencias que sufren las niñas y mujeres por razón de sexo. La significación e impacto de los tratados internacionales, el imperativo de medir el feminicidio a nivel mundial y la urgencia de trabajar en un enfoque operativo.

Y una de las ponentes, Rita Banerji, escritora, activista feminista y una de las caras del movimiento mundial contra la violencia extrema y los asesinatos que enfrentan las mujeres y niñas en la India, expuso con crudeza porqué el genocidio de mujeres, sigue aumentando a día de hoy. E hizo un llamado a la Organización de las Naciones Unidas para que se incluya el genocidio de mujeres por razón de sexo en el Acta de 1948 para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. Un hecho que no solo sucede en India, China, o Paquistán, (Corea del sur ha conseguido revertir en parte la ratio/sexo), sino que hay evidencia emergente de una selección de sexo con sesgo de género dentro de Europa oriental y el Caucaso, particularmente en Albania, Armenia, Azerbaiyán y Georgia. 

En el caso de India, (haremos un repaso a otros países en otro artículo), en solo en tres generaciones, 68 millones de mujeres y niñas han sido aniquiladas, lo que significa en cifras, un 20% de la población total. Las estimaciones de 68 millones* son un dato que dedujo «The Hindu» en 2014 usando el método del profesor y Nobel Amartya Sen. El próximo censo no será realizado hasta este año 2021, y son varios los años, necesarios para que vea la luz.

Analizaremos los seis factores principales que influyen en estos feminicidios silenciosos e imparables, seis factores a los que hay que sumar uno nuevo, el séptimo factor: las violaciones en grupo. Durante las últimas décadas, a medida que aumentan las violaciones colectivas en India, las víctimas son cada vez más, asesinadas y mutiladas, para destruir las pruebas.La semana anterior a la ponencia, tres mujeres fueron encontradas asesinadas brutalmente después de ser violadas en grupo, dos desmembradas y una viva quemada. Y Banerji se quejaba del silencio generalizado de los medios respecto a los asesinatos de mujeres y niñas, y que ni las redes sociales se hicieron eco.  El 31 de diciembre un padre en Saharanpur se llevó a su bebé de un año cuando su esposa dormía y la tiró al suelo, la golpeó y luego  la estranguló hasta matarla porque, según su esposa, estaba enfadado por haber tenido una niña en vez de un varón. Llevaban año y medio casados, y las discusiones se sucedían por este hecho. La semana pasada, fue una abuela arrestada en Tamil Nadu por matar a su nieta de 7 días por ser niña. Y a pesar de varias campañas gubernamentales para prevenir el infanticidio femenino, parece no haber fin a esta mala práctica. 

Rita Banerji, escritora, feminista, autora del libro Sex and Power, fundadora de 50 Million Missing Campaign

Según la activista Banerji, el estado tiene  un programa para niñas no deseadas en orfanato (que no lleva un registro ni declara el número real de niñas abandonadas) donde los padres que no quieren tener niñas pueden dejarlas en adopción. No se usa mucho, sin embargo se sabe que dicho programa promueve el tráfico ilegal de niñas desde albergues para su adopción y para su posterior sustracción de órganos. La trata de menores (niñas en su mayoría) es un mercado masivo que los partidos políticos luchan por controlar, pero a su vez  como denuncia The Wire, involucra a gobierno, policía, médicos, a hospitales, ONGs, orfanatos. Porque las ‘enormes redes’ que operan, y procuran mantener el «negocio». El tráfico de bebés en Bengala Occidental es solo la punta del iceberg.Banerji también se preguntaba por qué no se soluciona esta terrible situación de niñas y mujeres en su país, y por qué el gobierno no toma medidas contundentes, por qué no se investigan estos hechos. Y la respuesta es tan aterradora como real: por la implicación y complicidad de las instituciones, de la policía y de la misma justicia. «La razón por la que el gobierno es cómplice de este crimen de genocidio es porque está dirigido por criminales.» Cerca del 30% de los miembros del Parlamento tienen serios cargos penales pendientes que incluyen: violación, asesinato y trata.Todos los partidos políticos defienden a los delincuentes porque se aseguran a través de su poder intimidatorio de que el partido gane escaños. La policía y los tribunales están plagados de corrupción y son burocráticos; tanto es así que la mayoría de los casos que pueden ser homicidios relacionados con la dote no se registran ni investigan, y se hacen pasar por «suicidios» o «accidentes».Banerji nació y creció en La India y conoce de primera mano la violencia sistémica, el genocidio de mujeres y niñas que se ejerce sobre ellas por razón de sexo. Incluso antes de haber iniciado su labor en ‘La campaña de las 50 millones de desaparecidas‘ en 2006, estaba claro que uno de los desafíos más difíciles sería superar el escepticismo público tanto dentro como fuera de la India, sobre la veracidad de su afirmación. ¿Cómo pudieron más de cincuenta millones de mujeres desaparecer de un país en un período que abarca menos de un siglo? Es evidente que cuando se habla de «desaparecidas» se trata en realidad de un eufemismo, y lo que encierra no es otra cosa que casos de mujeres y niñas eliminadas sistemáticamente, asesinadas.En 2009 se reportó que 109.000 mujeres fueron quemadas vivas por dote, y el censo de 2011 confirma la «desaparición» de 18 millones de niñas 1 a 15 añosCasi un millón entre fetos abortados por sexo y niñas de menos de un año. Y se estima que esta cifra aumente a dos millones y medio. 7 millones de niñas asesinadas entre 1 y 6 años, y 11 millones de niñas asesinadas (y/o traficadas) en el grupo de 7 a 15 años.

Misoginia, ginofobia, ginocidio, feminicidio: El genocidio de niñas y mujeres por razón de sexo

Comentario: Me gustaría leer que el Ministerio de igualdad hace o dice algo al respecto. Tambien podrían hacer o decir al respecto las organizaciones feministas.

No viajarás sola desde Gaza sin permiso de tu guardián masculino

No viajarás sola desde Gaza sin permiso de tu guardián masculino

La justicia islámica, controlada por Hamás, impone restricciones de movimientos a las mujeres que buscan trabajo en el exterior tras la reapertura de la frontera con Egipto

11JUAN CARLOS SANZJerusalén – 22 FEB 2021 – 00:30 CET

Varias mujeres protestan el pasado día 16 por las nuevas restricciones de movimiento impuestas por el Consejo de la Sharía en Gaza.
Varias mujeres protestan el pasado día 16 por las nuevas restricciones de movimiento impuestas por el Consejo de la Sharía en Gaza.ADEL HANA / AP

“Las mujeres vírgenes (solteras) o que estuvieron casadas (divorciadas y viudas) de cualquier edad no podrán viajar sin permiso de su guardián masculino (padre, abuelo o hermano)”. Hasan al Jojo, presidente del Consejo Supremo de la Sharía (ley islámica) en la franja de Gaza, publicó hace una semana este edicto tras declararse preocupado por el creciente número de “muchachas que se marchan sin el consentimiento de sus padres”. En su dictamen se sobreentendía que las casadas solo van donde les deja su marido.

Declarada técnicamente inhabitable por la ONU, dentro de Gaza no hay adónde ir. Los dos millones de palestinos hacinados en la estrecha franja costera de 365 kilómetros cuadrados se desesperan desde 2006 a consecuencia del bloqueo impuesto por Israel, jalonado por tres devastadoras guerras. Como gesto de buena voluntad ante las elecciones legislativas del 22 de mayo, las primeras convocadas en 15 años, Egipto reabrió a comienzos de mes el paso fronterizo de Rafah, la única salida al exterior no controlada por las tropas israelíes, y los hombres jóvenes empezaron a escapar de un enclave con una tasa de desempleo del 45,5%, que para los menores de 30 años se eleva al 62,1%. Las jóvenes también.

En la mañana del martes, el magistrado Al Jojo —designado por el movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en Gaza—, se vio sorprendido por una manifestación de protesta ante su oficina. “Hemos acordado volver a redactar esta decisión”, se apresuró a declarar a la prensa ante el revuelo causado por su decisión de imponer un tutor a todas las gazatíes, que él había juzgado “equilibrada y conforme con las leyes religiosas y civiles”. La autorización del guardián debe quedar depositada en el Consejo de la Sharía y los agentes de seguridad pueden exigir a las mujeres que viajen solas una copia del documento.

“En un clima de conservadoras normas sociales, las familias son más proclives a aplicar la prohibición de viajar a las mujeres”, resalta la investigadora de Human Rights Watch Rothna Begun. “Pero como advierten las organizaciones palestinas de defensa de los derechos humanos, la resolución viola el derecho a la libertad de movimientos de toda persona mayor de edad recogido en la Ley Básica (texto de rango constitucional) palestina”, advierte esta experta en cuestiones de género en Oriente Próximo de la ONG con base en Nueva York. “Solo cabe aplicar restricciones de viaje individuales, que sean proporcionales y tengan base legal”, concluye.

En agosto de 2019, Arabia Saudí puso fin a las limitaciones a los desplazamientos de mujeres adultas, que hasta entonces necesitaban la autorización de sus tutores para viajar, como si fueran menores de edad, después de años de críticas internacionales al sistema de tutela masculino sobre las mujeres.

La decisión del Consejo Supremo de la Sharía se ha producido en plena campaña para las legislativas palestinas, en las que los islamistas de Hamás aspiran a revalidar su hegemonía en la franja de Gaza. También pretenden ampliar su influencia en Cisjordania, donde mantiene las riendas del poder el partido nacionalista Fatah, liderado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. Tras haber ganado en los últimos comicios celebrados, Hamás desalojó del Gobierno del enclave mediterráneo a los representantes de Fatah por la fuerza de las armas en 2007. Las facciones palestinas intentan cerrar ahora las viejas heridas para organizar los comicios.

“La sociedad de Gaza es tradicional, pero no tanto como la gente cree”, precisa Bárbara Demurtas, delegada en Palestina de la ONG española Mundubat, que este domingo ha podido viajar por primera vez al enclave costero desde el inicio de la pandemia, cuya declaración cerró el territorio a la mayoría de los observadores internacionales y a toda la prensa extranjera. “Después de las protestas, el presidente del Consejo anunció que iba a revisar el edicto, pero las organizaciones de mujeres de Gaza no tienen constancia de que se haya derogado e insisten en que no es jurídicamente aplicable”, refiere Demurtas.

“Tanto las mujeres como los hombres quieren viajar para buscar trabajo, y eso no siempre está bien visto, especialmente si hablamos de las mujeres”, destaca la representante de la fundación vasca Mundubat. Muy pocas gazatíes—algunos centenares de cristianas y un puñado de laicas— no se cubren con el pañuelo o velo islámico.

Unos 35.000 palestinos abandonaron la franja palestina en 2018, según estimaciones israelíes que la ONU redujo a 23.500, a través de la frontera con Egipto. En 2019, Naciones Unidas contabilizó 10.000 salidas por encima de las entradas, aunque en noviembre de ese año ya se habían contabilizado 23.000 en el recuento de entradas y salidas de los responsables de Rafah. La mayoría de los que se van alegan visitas a familiares, tratamiento de una enfermedad o estudios en países árabes vecinos con el compromiso de regresar al enclave. Los Estados del Golfo y Europa occidental suelen ser, sin embargo, destinos finales para quienes buscan empezar de nuevo. El año pasado apenas se produjeron salidas a causa de la situación sanitaria, aunque la frontera egipcia permaneció ocasionalmente abierta para el retorno de residentes en Gaza, a pesar del riesgo de contagio por coronavirus.

“El edicto de Consejo de Sharía ha añadido (para las mujeres) un nuevo obstáculo en la complicada carrera para poder salir de la Franja”, analiza Amira Hass, corresponsal de asuntos palestinos del diario Haaretz. “Pero también ha suscitado una rápida condena”, recalca, “y llamamientos a su inmediata rescisión por las organizaciones palestinas defensoras de los derechos humanos”.

https://elpais.com/internacional/2021-02-21/no-viajaras-sola-desde-gaza-sin-permiso-de-tu-guardian-masculino.html

Reflexiones:

Me gustartia saber que acciones va a emprender Dña. Irene Montero Gil ministra de Igualdad ante tan humillante interpretación de la Sharia..

Ignoro las acciones de nuestro ministro de Asuntos Exteriores

Tambien me gustaría saber lo que van a hacer las feministas frente a la embajada Palestina Pio XII, 20 Madrid el 8 de Marzo.

Cambio climático sin freno: los países están muy lejos de cumplir el Acuerdo de París

Cambio climático sin freno: los países están muy lejos de cumplir el Acuerdo de París

PMA/Matteo CosorichEl aumento de la temperatura global podría dar lugar a fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes e intensos.    26 Febrero 2021Cambio climático y medioambiente

Se necesita una reducción del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030 para evitar un calentamiento catastrófico y actualmente la ambición de los países solo alcanzará para disminuirlas un 1%. Los expertos de las Naciones Unidas en Cambio Climático piden una acción inmediata y planes específicos para abordar la emergencia, especialmente de los mayores emisores, como Estados Unidos.

Las naciones deben redoblar sus esfuerzos y presentar planes nacionales de acción climática más fuertes y ambiciosos en 2021 si quieren lograr el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global en 2 ° C, e idealmente 1,5 ° C, para finales de siglo, asegura un nuevo informe de ONU Cambio Climático publicado este viernes.

“2021 es un año decisivo para enfrentar la emergencia climática global. La ciencia es clara, para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 ° C, debemos reducir las emisiones mundiales en un 45% para 2030 desde los niveles de 2010”, explicó el Secretario General de la ONU durante la presentación del informe.

El documento que evalúa los planes de las llamadas Contribuciones Nacionales Determinadas, las medidas que los países individualmente están tomando para reducir sus gases de efecto invernadero, establecidas en el Acuerdo, muestra que, si bien la mayoría de las naciones han mostrado su intención de reducir las emisiones, su impacto combinado las coloca en el camino de lograr solo una reducción del 1% para 2030 en comparación con los niveles de 2010.

“El informe […] es una alerta roja para nuestro planeta. Muestra que los gobiernos no están ni cerca del nivel de ambición necesario para limitar el cambio climático a 1,5 grados y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París”, recalcó Guterres.

La secretaria ejecutiva de Cambio Climático de la ONU, Patricia Espinosa, aclaró que el documento aún es provisional y no provee una imagen completa de las Contribuciones Nacionales Determinadas, ya que el COVID-19 planteó desafíos importantes para muchas naciones con respecto a completar sus planes en 2020.

Espinosa indicó que se publicará un segundo informe antes de la COP26 que se celebrará este año en Glasgow, Reino Unido en noviembre, y exhortó a todos los países, específicamente a los principales emisores que aún no lo han hecho, a que presenten sus planes lo antes posible, de modo que su información pueda incluirse en el informe actualizado. Para 2020, 75 países habían comunicado nuevas contribuciones u objetivos actualizados.

“Si bien reconocemos el reciente cambio político en el impulso hacia una acción climática más fuerte en todo el mundo, las decisiones para acelerar y ampliar la acción climática en todas partes deben tomarse ahora. Esto subraya por qué la COP 26 debe ser el momento en el que nos encaminemos hacia un mundo verde, limpio, saludable y próspero”, expresó la secretaria ejecutiva.

Espinosa felicitó a los países que cumplieron sus compromisos y presentaron sus contribuciones antes de la fecha límite.

“Pero es hora de que todas las Partes restantes den un paso al frente, cumplir con lo que prometieron hacer en virtud del Acuerdo de París y presentar lo antes posible. Si esta tarea era urgente antes, ahora es crucial”, dijo.

Al igual que el Secretario General, Espinosa señaló que 2021 brinda al mundo una oportunidad sin precedentes para lograr un progreso significativo en el cambio climático e instó a todas las naciones a reconstruir tras el COVID-19 con economías más sostenibles y resistentes al clima.Unsplash/Matthew T. RaderEl clima extremo en Texas, Estados Unidos, ha causado temperaturas y tormentas sin precedentes.

La ventana se está cerrando

El presidente de la COP26, Alok Sharma, por su parte dijo que el informe debe servir como un llamado a la acción urgente y pidió a todos los países, en particular a los principales emisores, que presenten ambiciosos objetivos de reducción de emisiones para 2030.

“Debemos reconocer que el tiempo para salvaguardar nuestro planeta se está acabando rápidamente”, agregó.

Solo dos de los 18 mayores emisores, el Reino Unido y la Unión Europea, presentaron una contribución actualizada en 2020 que contiene un fuerte aumento en sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero. Otros, aunque presentaron planes, mostraron compromisos muy bajos, afirma el informe.

Las Contribuciones Nacionales Determinadas definen objetivos y acciones específicas de cada país para reducir las emisiones en los próximos 5 a 10 añosSon fundamentales para orientar las inversiones adecuadas y atraer suficiente financiación.

“Ahora es el momento. La coalición global comprometida con las emisiones netas cero para 2050 está creciendo entre gobiernos, empresas, inversores, ciudades, regiones y la sociedad civil. Los planes de recuperación de COVID-19 ofrecen la oportunidad de reconstruir de forma más ecológica y limpia. Los dirigentes deben hablar y actuar. Los compromisos a largo plazo deben ir acompañados de acciones inmediatas para lanzar la década de transformación que tanto la gente como el planeta necesitan”, concluyó António Guterres.

https://news.un.org/es/story/2021/02/1488722

Reflexión: quizas con todo el dimero y esfuerzo que se está utilizando para la carrera espacial, incluidos los envios a Marte. Se podría corregir los desequilibrios ecologicos en nuestro planeta. Mi opinión es que los paises mas avanzados se lo han planteado y han llegado a la conclusión que la situación es irreversible y que la unica posibilidad que no desaparezca la humanidad es hacer habitable Marte para que en un futuro parte de la humanidad pueda habitarlo y ha esto estan empleando sus esfuerzos y su tecnología.

Gobierno de China culpa a las abuelas y madres de «feminización» de niños e impulsa un plan para hacerlos «machos»

Gobierno de China culpa a las abuelas y madres de «feminización» de niños e impulsa un plan para hacerlos «machos»

El gobierno comunista chino ve a sus niños “afeminados y cobardes” incapaces de defender al país en caso de una intervención extranjera, van por un plan para volverlos MACHOS y MUCHOSPor periodistasdigitales – 24 Feb 21 en Foro libre

Pekín, China.- . El régimen comunista quiere que niños y adolescentes -casi todos hijos únicos- practiquen deportes varoniles porque cree que se han vuelto “tímidos y delicados” y culpa de ello a las madres, abuelas y maestras, así como al auge del fenómeno asiático de cantantes andróginos. Su detractores temen un aumento de la violencia familiar

Demasiados hombres, demasiados viejos… y los más jóvenes, demasiado afeminados. Estos son los efectos perversos, según el punto de vista del actual gobierno chino, tras décadas de implantación de la política “un solo hijo” para controlar la superpoblación, cuya consecuencia ha sido el crecimiento imparable de una legión de menores varones caprichosos y consentidos, ya que fueron hijos únicos y se criaron en pleno consumismo desenfrenado del gigante asiático.

Tras superar China en 2015 la barrera de más de 35 millones de hombres que de mujeres -consecuencia del permitido aborto selectivo, causante de un brutal infanticidio femenino-, el gobierno modificó la pollémica ley “uno solo hijo” por “dos hijos”, con el objetivo de frenar la brecha de género y el envejecimiento de la población. Sin embargo, el tercer problema de esta política de control de natalidad -la supuesta “feminización” de las generaciones más jóvenes- no se abordó oficialmente hasta mayo del año pasado, cuando un órgano asesor del gobierno alertó sobre la “necesidad” de reformar el modelo educativo, tras concluir que los niños de las últimas generaciones están saliendo poco masculinos.

“El país necesita combatir la creciente feminización de los hombres jóvenes”, alertó el asesor principal del Consejo Consultivo Político del Pueblo Chino, Si Zefu, quien los llegó a describir como “cobardes y afeminados”.

¿El gigante asiático en peligro?

El asesor del régimen que preside Xi Jinping (el más belicoso y expansionista desde de que Mao Zedong fundó la República Popular) llegó incluso a asegurar que esta feminización “pondría inevitablemente en peligro la supervivencia y el desarrollo de la nación china, a menos que pueda ser frenada”.

Según aseguró Si Zefu, las madres y abuelas, así como los medios de comunicación, que promocionan celebridades poco masculinas, son responsables de que los jóvenes “ya no quieran ser héroes de guerra”.

“Carnitas frescas”

En el centro del debate surgen crecientes críticas del oficialismo contra el fenómeno sociocultural conocido K-Pop (Korean pop, en inglés), que se ha extendido por toda Asia oriental y que difunde la imagen de multitud de adolescentes y jóvenes, que son cantantes, actores y modelos, que explotan un canon de belleza masculina andrógina, en las antípodas del prototipo Bruce Lee.

Grupos en China como los TF Boys son tan populares que los medios han creado un género propio, los “Carnitas frescas”, que definen a los cantantes de pop adolescentes, de ropa y cabello impecables y de apariencia delicada.

a televisión oficial CCTV llegó a difuminar la imagen de cantantes con aretes, pero la ola de críticas en las redes sociales por esta burda censura reveló que la opinión pública no parece, de momento, muy molesta con esta supuesta feminización de los jóvenes.

“Cultivar la masculinidad”.

Ante todo esto, la reacción de los jerarcas de Pekín no tardó en llegar. El pasado 4 de febrero, el Ministerio de Educación publicó un comunicado cuyo título no se anda por las ramas: “Propuesta para Prevenir la Feminización de los Varones Adolescentes”.

En dicho texto se ordena priorizar la educación física enfocada en “cultivar la masculinidad” y se critica el papel de las mujeres, al considerar que la “delicadeza y timidez” de los jóvenes chinos se debe a que han sido educadas por maestras.

Por tanto, el documento insta a “fortalecer la contratación de maestros” y a reclutar deportistas jubilados y personas con antecedentes deportivos militares para «desarrollar vigorosamente» deportes rudos con miras a «cultivar la masculinidad de los estudiantes».

Un hashtag sobre el plan del ministerio ha acumulado mil 500 millones de visitas en la plataforma de redes sociales Weibo en dos semanas, muchos apoyando la iniciativa de Pekín y otros para criticarla en los canales que menos puede controlar el régimen, como el gigante de las redes sociales Weibo.

“Es difícil imaginar que niños tan afeminados puedan defender su país cuando se avecina una invasión externa”, dijo un usuario. Por el contrario, la activista Li Jun criticó el “arraigo de algunos estereotipos sobre la masculinidad, que va en contra de la igualdad de género y la diversidad, ya que considera que ser afeminado es negativo y peligroso, mientras que la masculinidad es aparentemente útil para la nación china”.

(Con información de BBC y South China Morning Post).

fransink@outlook.

Gobierno de China culpa a las abuelas y madres de «feminización» de niños e impulsa un plan para hacerlos «machos»

Texcoco el Vuelo del Águila. Los chocolateros ante el pertinaz desafío del trabajo infantil

Texcoco el Vuelo del ÁguilaLos chocolateros ante el pertinaz desafío del trabajo infantil

Imagen Nota con Zoom

Cosecha de cacao en Costa de Marfil. Keystone / Legnan Koula / SWISS INFO / TEXCOCO PHOTO

MTI/ Jessica Davis Plüss

Febrero 20 , 2021https://www.facebook.com/v3.2/plugins/share_button.php?app_id=&channel=https%3A%2F%2Fstaticxx.facebook.com%2Fx%2Fconnect%2Fxd_arbiter%2F%3Fversion%3D46%23cb%3Df38c7552e01e4d4%26domain%3Dwww.alianzatex.com%26origin%3Dhttps%253A%252F%252Fwww.alianzatex.com%252Ff1aac4ac8f61d0c%26relation%3Dparent.parent&container_width=85&href=https%3A%2F%2Fwww.alianzatex.com%2Falianzatex%2Fvistas%2Fnota.php%3Fnota%3D15713&layout=button_count&locale=es_ES&sdk=joeyhttps://platform.twitter.com/widgets/tweet_button.6e189c4f2b6d88c453045806323cdcf3.en.html#dnt=false&id=twitter-widget-0&lang=en&original_referer=https%3A%2F%2Fwww.alianzatex.com%2Falianzatex%2Fvistas%2Fnota.php%3Fnota%3D15713&size=m&text=Alianzatex%3A%20Texcoco%20el%20Vuelo%20del%20%C3%81guila%20Los%20chocolateros%20ante%20el%20pertinaz%20desaf%C3%ADo%20del%20trabajo%20infantil&time=1614017330329&type=share&url=https%3A%2F%2Fwww.alianzatex.com%2Falianzatex%2Fvistas%2Fnota.php%3Fnota%3D15713

GINEBRA.- (TEXCOCO PRESS).- Los comerciantes de cacao y los productores de chocolate, muchos de ellos tienen sede en Suiza, recibieron recientemente un aleccionador recordatorio sobre los escasos esfuerzos que han realizado para atajar el trabajo infantil en las regiones productoras de cacao en África occidental.

Según un estudio de la Universidad de Chicago (NORC), que encargó hace cinco años el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, la proporción de niños trabajadores en las regiones productoras de cacao de Costa de Marfil y Ghana aumentó del 31% al 45% (14 puntos porcentuales) entre 2008 y 2019.

Los medios internacionales han dado amplia difusión al tema. Por ejemplo, el Washington Post habla del “notable fracaso de las empresas chocolateras para cumplir su promesa de larga data de erradicar esta práctica en las cadenas de suministro del cacao”.

Pero los hallazgos sorprendieron poco en la industria, que ha invertido millones de dólares durante las últimas dos décadas en proyectos, monitoreo y esquemas de certificación en esta región. El año pasado, Nestlé identificó a 18 000 menores trabajando en su cadena de suministro después de hacer un seguimiento a 75 000 niños. Lo logró tras destinar 224 millones de francos a un plan para producir cacao más sostenible.

La industria afirma que ha aprendido lecciones del pasado, pero los activistas argumentan que el informe es una prueba de que no se puede confiar en que las grandes empresas de cacao se regulen a sí mismas y añaden que las medidas obligatorias que proponía la iniciativa “empresas responsables -rechazada el 29 de noviembre en votación popular- son necesarias para tener a las empresas bajo control.

Los límites de las reglas coercitivas

La industria ha admitido que fue ingenua en 2001, cuando los gobiernos de Estados Unidos, Ghana y Costa de Marfil, junto con una coalición de socios de la industria, se comprometieron a erradicar las peores formas de trabajo infantil a través del Protocole Harkin-Engel.

Los objetivos “se establecieron sin comprender totalmente la complejidad y la escala de un desafío fuertemente asociado con la pobreza en las zonas rurales de África”, señala un comunicado de la Fundación Mundial del Cacao. La mayoría de las marcas no tenían claro de dónde procedía el cacao que compraban ni de todo lo que estaba en juego.

Al principio, cuando comenzaron a surgir informes sobre trabajo infantil en la región a finales de la década de 1990, las empresas intentaron solucionar el problema con una combinación de auditoría y vigilancia, pero este enfoque tuvo poco impacto.

“Una de las principales lecciones aprendidas con respecto a lo que no funciona fue la decisión de castigar a los agricultores por recurrir a sus hijos para ayudar en la explotación familiar, ante la falta de otras alternativas”, indica la Iniciativa Internacional del Cacao (ICI), un grupo con sede en Ginebra que lucha contra el trabajo infantil.

En algunos casos, esto simplemente conduce el problema a la clandestinidad, haciéndolo más difícil de abordar: quedó claro que no funcionaba el enfoque de descertificar a los agricultores que violaban los códigos de “trabajo infantil cero”, cita ICI.

En 2014, la industria se unió para invertir más en los problemas relacionados con la pobreza. Esto se produjo en un momento en el que la industria advertía una escasez de cacao debido a la explosión de la demanda en Asia.

Han surgido también otros proyectos en África occidental, que produce el 70% del cacao en el mundo, con inversiones en prácticas agrícolas y las técnicas que permiten incrementar la producción. Según el informe de NORC, la producción de cacao en la región ha aumentado un 62% en 10 años y la proporción de hogares que cultivan cacao ha pasado del 55% al 84%. Sin embargo, la productividad (volumen de producción en una superficie de tierra determinada) apenas ha cambiado.

Aunque hay avances, también es cierto que el trabajo infantil se ha agravado. “Ahora hay muchos más hogares que cultivan cacao en Costa de Marfil y Ghana y, lamentablemente, esto significa que hay más niños en riesgo de trabajar en el cultivo del cacao”, lamenta el ICI.

Como parte del esfuerzo por producir más, los agricultores también utilizaron más pesticidas y fertilizantes. Según el informe NORC, de los 1,56 millones de niños que trabajan, 1,48 millones realizan tareas peligrosas, como manipular machetes o utilizar agroquímicos, cuyo uso se ha multiplicado por cinco.

Emanuele Biraghi, especialista en partenariados de Unicef en Costa de Marfil, declara a swissinfo.ch que el aumento de la exposición a los pesticidas “es particularmente preocupante porque su impacto es extremadamente perjudicial para el desarrollo físico y cognitivo de los niños. Y sus efectos solo son visibles a largo plazo”.

Mercados volátiles

También ha habido consecuencias negativas para los ingresos de los agricultores, que están a la merced de las fluctuaciones de los precios en el mercado mundial. Los campesinos, que en su mayoría poseen menos de 10 hectáreas de tierra, reciben el “precio al productor” que es fijado por las Oficinas Nacionales del Cacao y suele ser una fracción del precio que se paga en los mercados mundiales.

“Existe el razonamiento de que,si los agricultores producen el doble, serán dos veces más felices, saludables y educados. Esto ha llevado a los gobiernos y a las empresas a inyectar mucho dinero para ayudar a los agricultores a producir más del mismo producto. Pero si la demanda de este producto no aumenta paralelamente, los precios del mercado se deprimen en el largo plazo”, dice Michiel Hendriksz, excomerciante de cacao y creador de la Fundación Farmstrong, que promueve y ejecuta programas de agricultura sostenible en Costa de Marfil y otros lugares.

Por ejemplo, tras una cosecha excepcional en la temporada 2016-2017, el precio del cacao cayó alrededor del 30%, acrecentando el grado de pobreza de numerosos agricultores que ya ganaban menos de 2 dólares diarios.

Los organismos de supervisión de la industria sostienen que las empresas de cacao deben pagar un precio justo a los campesinos que, según algunas estimaciones, reciben menos del 7% del costo total de una tableta de chocolate.

El año pasado, los gobiernos de Ghana y Costa de Marfil introdujeron el pago de una prima de 400 dólares por tonelada de cacao para aportar una dosis de sostenibilidad en los ingresos de los agricultores, pero se desconoce todavía el impacto que ha tenido.

Aunque las coaliciones industriales coinciden en que los precios que reciben los campesinos deben aumentar, no han elaborado ningún plan para lograrlo. Algunos expertos advierten también que las medidas artificiales para aumentar el precio podrían impulsar a los agricultores a cultivar más y provocar así una caída de los precios mundiales.

Más allá del cacao

Michiel Hendriksz, quien generalmente divide su tiempo entre la Suiza francófona y Costa de Marfil, afirma que el aumento del precio al productor no significa que los agricultores podrán comprar más bienes para el consumo diario.

“Las políticas agrícolas nacionales a menudo se centran en cultivos comerciales para la exportación de productos como el caucho, la nuez de la india, el algodón o el cacao. Pero Costa de Marfil hoy se ve obligada a importar incluso alimentos básicos como trigo, aceite de cocina, azúcar, carne o pescado”, denuncia.

La inflación ha alcanzado niveles tan altos que la mayoría de los bienes y servicios básicos se están volviendo muy costosos para los agricultores. “Los pequeños agricultores se encuentran financieramente entre la espada y la pared”, agrega Michiel Hendriksz.

Sostiene que la erradicación del trabajo infantil requiere una serie de intervenciones complejas que no tienen nada que ver con el cacao o la agricultura. A menudo se trata de una combinación de estrategias de salud, nutrición, educación e infraestructura, o de la falta de todo lo anterior. Los problemas agrícolas son la consecuencia de algo, no el detonante, explica Michiel Hendriksz.

Y añade: “No es un problema del cacao en sí mismo. Hay que entender todos los problemas y causas fundamentales subyacentes. Es un problema complejo para los pequeños agricultores porque también entraña elementos sociales, culturales e históricos. Y es imposible resolver lo que sucede de forma aislada a partir de un solo enfoque sobre la cadena de suministro”.

Unicef también alienta a la industria a pensar de una forma más integral y a incluir en el análisis los problemas de salud, acceso al agua, desnutrición, educación y registro de nacimientos que mantienen a los niños alejados de la escuela y a las familias que cultivan cacao en un ciclo de pobreza. Según Emanuele Biraghi, invertir en estas áreas sería una estrategia de gran utilidad para prevenir el trabajo infantil y al mismo tiempo desarrollar el capital humano.

La industria parece estar de acuerdo con este punto de vista. Todos los principales comerciantes de cacao y fabricantes de chocolate han anunciado planes que contemplan diversas formas de certificación o verificación, que incluyen planes para construir escuelas y clínicas, así como para diversificar los ingresos de los agricultores.

Nicko Debenham, gerente de sostenibilidad de Barry Callebaut, uno de los mayores procesadores de cacao y fabricantes de chocolate en el mundo, declaró el año pasado al Financial Times que “el modelo de la cultura de la renta en su conjunto es una receta para perpetuar la pobreza”. Y va más lejos: si los campesinos dejan de producir cacao, los precios se dispararán. Su consejo radical es “que cultiven más alimentos, produzcan menos cacao y hagan subir los precios”.

Barry Callebaut, que concentra una cuarta parte del mercado mundial de los productos chocolateros, lanzó hace algunos años una la iniciativa llamada “Forever Chocolate”. Su objetivo era lograr que 500 000 agricultores salieran de la pobreza y erradicar el trabajo infantil gracias al cumplimiento de normas agrícolas respetuosas para reducir las emisiones de CO2, deforestar menos y utilizar más ingredientes sostenibles.

Nestlé, propietaria de las marcas KitKat y Cailler, entre otras, también ha priorizado temas como el agua, el saneamiento y la igualdad de género en su “Plan Cacao”.

Yann Wyss, responsable de Asuntos Públicos que dirige el trabajo de Nestlé en materia de derechos humanos, declara a swissinfo.ch que apoya que el acento se ponga en las comunidades, pero deja claro que eso no anula la responsabilidad que tienen las empresas. “No estoy de acuerdo con las empresas que dicen que solo deberían adoptar un enfoque comunitario. No se dan cuenta de que tienen un poder enorme en su propia cadena de suministro”, dice.

“Uno debe conocer a fondo su propia cadena de suministro para comprender cómo pueden abordarse los problemas más profundos. Cada comunidad, cada hogar y cada agricultor es diferente y es importante encontrar las soluciones adecuadas”, añade.

“Nestlé está construyendo escuelas en algunos pueblos porque sabemos que nuestros suministros provienen de comunidades donde los niños no tienen acceso a la educación. Sencillamente, no hay escuelas, o las que hay están muy lejos”.

Plan suizo

Saber si con estas medidas se lograrán cambios reales dependerán de la escala a la que sean instrumentadas. Por ejemplo, solo en Costa de Marfil se estima que hay más de 3 millones de niños que viven en comunidades de cultivo del cacao.

ICI señaló que la mala coordinación ha provocado “esfuerzos fragmentados, ineficaces y, en ocasiones, inconsistentes que no logran alcanzar la masa crítica”.

El gobierno suizo, por su parte, intenta establecer cierta coordinación a nivel nacional dedicando 7,6 millones de francos a apoyar partenariados entre la industria del cacao y oenegés en el marco de la a Plataforma Suiza del Cacao Sostenible.

Aunque Suiza importa solo el 2% del cacao mundial, es sede de algunos de los principales comerciantes de cacao y de los principales grupos chocolateros del mundo entero.

La plataforma se ha fijado como objetivo garantizar que todo el cacao importado por Suiza sea “sostenible”, a través de la certificación Fairtrade y Rainforest Alliance, u otros programas de verificación de terceros.

Christine Müller, secretaria ejecutiva de la plataforma, a la que se sumó después de trabajar varios años en Nestlé y en el Ministerio suizo de Economía (responsable de la agricultura), afirma que la certificación es solo una parte de la solución. “La certificación nunca otorgará una garantía al 100% de que no hay trabajo infantil. Las auditorías solo se realizan una vez al año”.

La plataforma también ha establecido principios y métricas que utiliza para monitorear el progreso y realiza proyectos piloto cofinanciados por el Ministerio de Economía y la industria para diversificar cultivos e ingresos.

Queda por ver si todo este esfuerzo ayudará a evitar que las promesas del 2001 sigan sin cumplirse.

SWISS INFO / Traducción del francés: Andrea Ornelas

© 2021 MALDONADETTI

https://www.alianzatex.com/alianzatex/vistas/nota.php?nota=15713

El califa sin califato: la historia de Abdullah Qurdash, líder del Estado Islámico

Mundo

El califa sin califato: la historia de Abdullah Qurdash, líder del Estado Islámico

Autor: BBC Mundo

 JUE 18 FEB 2021 |  11:51 AM

En su momento de mayor apogeo, el Estado Islámico controló amplios territorios entre Siria e Irak. En 2019, fueron derrotados, pero aún tratan de reconstruirse.


En su momento de mayor apogeo, el autodenominado Estado Islámico (EI) llegó a gobernar un territorio del tamaño de Reino Unido que se extendía entre Siria e Irak.

Grandes ciudades como Raqqa o Mosul estaban bajo su dominio y el mundo miraba con horror las imágenes que llegaban del «califato».

Pero en marzo de 2019 estaba ya en ruinas. Su líder, Abu Bakr al Baghdadi, había fallecido en un ataque militar y se hallaban acorralados en una pequeña franja de tierra en Baghuz, a las orillas del río Éufrates.

MÁS SOBRE BBC MUNDO

Pero un plan secreto para nombrar a un nuevo líder estaba en marcha.

«Sí, este es: Abdullah Qurdash. O su otro nombre: Amir Mohamed Saied Abdulrahhman», dice Salem, un miembro de EI detenido por el servicio de inteligencia iraquí, señalando con el dedo una fotografía que le muestra Feras Kilani, periodista del servicio árabe de la BBC.

«Pero era diferente a esta foto, su barba era espesa…», recuerda del nuevo hombre fuerte de EI, quien incluso antes de la muerte de su predecesor ya «manejaba la mayoría de los asuntos de ‘El Califato’».PUBLICIDAD

Esta es pues la historia de un califa sin califato. Del nuevo líder de Estado Islámico.

Para comenzar a contarla hay que desplazarse a 35 kilómetros de Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak. Allí se encuentra Al Mehalabiya, la ciudad que vio nacer al nuevo líder de EI.

Entre edificios derruidos y postes de electricidad torcidos, levantan polvo a su paso los autos de la Brigada Halcón, la unidad antiterrorista de los cuerpos de seguridad de Irak. Están buscando a Abdullah.

El comandante Ahmed está al cargo de esa misión, un trabajo que conlleva un gran riesgo personal.

Famosos por infiltrar espías dentro del grupo yihadista, esta brigada juega un papel clave en la lucha contra los extremistas.

Una familia respetada

«Su padre solía cantar la llamada a la oración en una de las mezquitas y tenía dos esposas», cuenta el comandante.

Tuvo 17 hijos. Abdullah, uno de ellos, nació 1976.

La gente del lugar aún los recuerda: eran educados y muy respetados.

Pero a pesar de llevar una vida tranquila, se comentaba que Abdullah estaba siendo radicalizado por grupos locales…

«Esta es una región remota, espaciosa… aquí se desarrolló Al Qaeda en Irak en 2003. Tenían una buena base de seguidores», explica Abdel Rahman al Dawla, alcalde de Al Mehalabiya.

«De hecho, la mayoría de los dirigentes militares y de seguridad de Estado Islámico proceden de estas zonas, especialmente de la cercana Tala’far», cuenta.

Así, en 2003, cuando las fuerzas lideradas por Estados Unidos invadieron Irak, Abdullah ya participaba en grupos yihadistas más pequeños.

Pero, como tantos otros, los abandonaría para unirse a una operación mucho mayor: Al Qaeda.

A medida que Irak se sumía en la violencia, la educación religiosa de Abdullah y su largo historial con grupos extremistas hicieron que se convirtiera rápidamente en un miembro destacado.

Pero en 2008, los estadounidenses lo recluyeron en la prisión de Bucca.

Durante meses, Abdullah fue interrogado por las fuerzas estadounidenses.

Cuentan que les dio información sobre decenas de miembros de su organización, algo que BBC no ha logrado verificar.

Y, de repente, en 2010, Abdullah fue liberado.

Se une Estado Islámico

Tras su salida de prisión, Abdullah en seguida se unió a Abu Bakr al Baghdadi, el entonces líder de EI.

«Se convirtió en un alto cargo de la organización en la provincia de Nínive», explica el coronel Ahmed.

Sin duda, «uno de los líderes más prominentes, muy cercano a Al Baghdadi».

En mayo de 2012, Abdullah recibe una nueva identificación. Su aspecto cambia ligeramente.

En aquel tiempo, el grueso de las fuerzas estadounidenses se había retirado de Irak, dando al Estado Islámico tiempo para reagruparse. Frente a un gobierno impopular, el grupo comenzó a ganar adeptos.

Al mostrarle la fotografía, un antiguo líder de los cuerpos de seguridad de EI, ahora convertido en un valioso informante, confirma a BBC la identidad de Abdullah.

Asegura que se reunió con él varias veces.

«Sí, este es», dice.

«Puede que sea muy extremista en algunas cuestiones; en general no confía en nadie, excepto en sus allegados», asevera.

«Lo que he notado es que no es un intelectual, por lo general, no tiene la capacidad de dar discursos como Al Baghhdadi. Este pronunció una vez un discurso público sin papeles en las manos, no creo que Abdullah sea capaz de hacer lo mismo».

A medida que las ambiciones del EI se expandían, Abdullah asumió el papel de ministro de Justicia, supervisando las ejecuciones y los horripilantes castigos.

La crueldad de Abdullah

Cuando EI entró en la ciudad de Sinjar en 2014, se vio realmente la crueldad y la creciente influencia de Abdullah.

Mataron a miles de miembros de la minoría yazidí.

Pero la cuestión de qué hacer con las mujeres yazidíes dividió al EI.

Según su propia interpretación de la sharia islámica, algunos querían esclavizar a las mujeres.

Salem al Jubouri fue testigo de la disputa en la organización. Era cercano al entonces líder Al Baghdadi.

«En cuanto al cautiverio de las mujeres yazidíes, la opinión del jeque Abu Ali al Anbari era prohibirlo. Esto se debía a que todavía éramos nuevos en la aplicación de la sharia y los problemas superaban con creces los beneficios», relata.

Sin embargo, Abdullah insistió en ello.

¿Por qué?

«Dijo: mientras sea parte de la religión lo aplicamos, estamos reviviendo la Sunnah (enseñanzas islámicas)».

«ÉI tenía un comité en Irak y otro en Siria. Los iraquíes se negaron a esclavizar a las mujeres yazidíes porque eran iraquíes, temían por sus propias esposas y familias», cuenta otro testigo que perteneció al grupo.

«Los iraquíes no aceptaban la idea de esclavizar a los cristianos. Los sirios estaban más cerca de Al Baghdadi, ya que entonces vivía en Raqqa. Terminó en un compromiso, sólo esclavizar a las mujeres yazidíes y evitar a las cristianas», explica.

Varios grupos de derechos humanos sostienen que 7.000 mujeres y niñas fueron capturadas y esclavizadas por EI. La ONU cataloga sus crímenes como el equivalente a un genocidio.

Cuando amenazaron con extender su brutalidad a ciudades importantes como Erbil y Bagdad, la comunidad internacional empezó a actuar.

Los bombardeos se sucedieron entonces, y murieron muchos de los principales líderes de EI, lo que hizo que Abdullah ascendiera en la cadena de mando.

Se convirtió en el hombre más importante de Al Baghdadi y hubo muchos intentos de acabar con su vida, revelan los testigos entrevistados.

«Sólo uno de ellos estuvo cerca», afirman.

«Estaba de pie y fue apuntado por un dron, creo que estadounidense, y resultó herido. Le amputaron la pierna y estuvo en el hospital cuatro meses o más hasta que se recuperó».

El tiempo pasaba y EI comenzaba a retroceder. En 2017, la pérdida de la segunda ciudad iraquí supuso el principio del fin para ellos.

Su ascenso como líder

La continua amenaza de los ataques aéreos les hacía retroceder sin remedio.

«Seguro que Al Baghdadi sabía que íbamos a perder nuestros territorios, así que preparó órdenes para que volviéramos a la época anterior a la declaración del Estado Islámico», narra Salem, uno de los prisioneros de las fuerzas iraquíes.

Así, en octubre de 2017, Al Baghdadi y Abdullah cruzaron a la ciudad siria de Al Bukamal.

Allí casi mueren en un ataque aéreo.

«Los aviones llegaron y bombardearon Al Bukamal. El jeque Abdullah sufrió heridas leves, pero su escolta murió. Sólo algo de metralla alcanzó a Abdullah. Fue trasladado al hospital», recuerda Salem.

Con su liderazgo bajo constante amenaza, EI se retiró aquí a la pequeña ciudad siria de Baghouz, donde en 2019 miles de combatientes y sus familias se rindieron.

Al Baghdadi apareció en un video unos meses después desde su residencia secreta en Idlib, en el norte de Siria.

Se cree que Abdullah es una de las tres personas que aparecían difuminadas junto a él.

En ese tiempo, ya estaba siendo preparado para convertirse en el posible líder.

El 26 de octubre de 2019 ocurrió lo que parecía inevitable.

Abu Bakr al Baghdadi fue asesinado en una incursión estadounidense, dando a Abdullah su oportunidad de convertirse en líder.

Aquí es donde se pierde su rastro. Los servicios de inteligencia iraquíes aseguran que se esconde en el norte de Siria, posiblemente en las zonas controladas por las fuerzas kurdas.

Aparentemente, está trabajando junto a un grupo de líderes iraquíes en reconstruir su organización, aprovechando la extendida sensación de ser víctimas de injusticias entre las poblaciones suníes de Irak y Siria.

Un proceso que puede llevar muchos años. Quizá demasiados para un califa sin califato.

https://www.lacuarta.com/mundo/noticia/califa-sin-califato-historia-estado-islamico/602385/